9 personas mueren cada día por accidentes de tránsito en Perú

Estudios del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) revelan que la edad promedio de muerte por accidente de tránsito oscila entre los 26 y 60 años.

La escena de accidentes de tránsito en el país se ha convertido en un tema de salud pública alarmante.

La frecuencia y el desenlace mortal de los hechos han colocado a los accidentes vehiculares en el marco de las problemáticas estatales.

Aunque estas también son caracterizadas por la gracia de ser controladas y resueltas.

Accidentes de Tránsito en cifras

Datos del MTC revelan que el pico más alto de muertes por accidente de tránsito se registró en el 2011 con un total de 3 mil 531.

Desde entonces, la cifra ha variado.

El año pasado la estadística marcó 3,245 muertes; es decir, nueve peruanos mueren diariamente en un accidente de tránsito.

Un estudio elaborado en el 2018 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la tasa de mortalidad por accidentes de tránsito demuestra que Perú ocupa el séptimo lugar de los países con la tasa más alta de América del Sur.

Brasil lleva la delantera, seguido de Bolivia, Paraguay, Ecuador, Colombia y Uruguay. Chile figura como el país con la menor tasa.

El punto más relevante de la investigación es que son los países de ingresos bajos los que registran la tasa de mortalidad más alta (24,1 muertes por cada 100 mil habitantes), seguido de los países de ingresos medios (18,4) y de países desarrollados (9,3).

¿Por qué ocurre esto?

El juicio lógico al problema que atraviesan los países de ingresos bajos como Perú es la falta de educación vial.

Se suman otros factores como sanciones irregulares, antigüedad del parque automotor y un ineficaz programa preventivo de accidentes de tránsito.

Un estudio suizo encontró que por cada dólar invertido en prevención de accidentes viales, se ahorran 15 en el futuro.

En suma, hace falta un programa que revierta el actual panorama vehicular, mejor infraestructura, educación vial pero, sobre todo, interés gubernamental.