Bogotá se electrifica: En 2040 todos los vehículos deberán ser eléctricos

Bogotá ha aprobado un nuevo proyecto de movilidad eléctrica según el cual todos los vehículos particulares, oficiales, de carga y de servicio público deberán ser 100% eléctricos de aquí a 20 años.

Muchos gobiernos y ciudades están dando pasos en todo el mundo hacia la electrificación del parque automotor para combatir la contaminación ambiental y fomentar el uso de energías más limpias en el transporte. La última en dar un paso en esta dirección ha sido la capital colombiana, en la que el Concejo de Bogotá aprobó el pasado diciembre su nuevo proyecto de movilidad para que todos los vehículos sean eléctricos en 2040.

¿Cómo planean conseguirlo?

El proyecto incluye medidas para la promoción y masificación de la movilidad eléctrica y demás tecnologías de propulsión cero emisiones.

El concejal Diego Molano, uno de los autores del proyecto, explicó que a partir de ahora se inicia una ruta de mediano y largo plazo para que la capital tenga una movilidad eléctrica y de cero emisiones en un periodo de 22 años. “Queremos que Bogotá sea pionera y líder en esta movilidad, es bueno para el ambiente, la calidad del aire y la salud de los ciudadanos”, ha indicado Molano.

Eso sí, el proyecto contempla que la electrificación se realice por fases; en primer lugar deberán electrificarse de aquí a 2025 todos los vehículos públicos. A estos le deberán seguir los vehículos oficiales y de carga en 2030 y en 2040 el resto de vehículos particulares de la ciudad.

De esta forma, si tienes un vehículo privado tendrás hasta 2040 para hacerte con uno de propulsión eléctrica, lo que deja un buen margen para que los ciudadanos puedan ir adaptándose a la medida.

Además, en 2036 ningún autobús de transporte público que no sea cero emisiones podrá circular por Bogotá. “Hay que cambiar la mentalidad y la forma sobre cómo nos movemos en la ciudad, esta es la oportunidad para ese cambio cultural”.

Un objetivo ambicioso

Sin duda la apuesta por la electrificación de la movilidad en Bogotá será un camino largo y complejo, ya que se pretende lograr sustituir 1,5 millones de autos de gasolina o diésel actuales por vehículos eléctricos. “Hoy en el mundo ya hay 40 ciudades que definieron el año 2025 para la movilidad eléctrica, ahora Bogotá entró en una ruta progresiva para que se creen los incentivos, la infraestructura, se desarrolle la normatividad, se evalúe y se involucre a la ciudad”, afirmó el concejal.

En este sentido, uno de los mayores retos a los que se enfrentará la ciudad será la de proveer de infraestructura de recarga tanto en espacios públicos como en privados (principalmente en viviendas y lugares de trabajo). Pese a ello, esta es una buena noticia para los ciudadanos de Bogotá, que verán como poco a poco, su parque automotor se va transformando en uno más limpio y menos contaminante, lo que permitirá reducir la contaminación ambiental y repercutir de forma positiva en la salud de las personas.