¿Cómo prepararse para mantener la seguridad en el transporte escolar en tiempos de COVID-19?

Estudiantes hispanos tapabocas seguridad escolar
En febrero de 2020, un sonido se dejó de escuchar: los motores de miles de transportistas que tuvieron que apagar sus vehículos, subir el freno de mano y guardar las llaves en el cajón. La pandemia había llegado. Meses después, y aún con la COVID-19 rondando, se comienza a hablar de retorno, un alivio para este sector, especialmente para los transportistas escolares (uno de los subsectores más afectados). Sin embargo, la seguridad en el transporte escolar, en esta nueva realidad, va más allá que tener en pleno funcionamiento el vehículo. Aquí te contamos más
manos de conductor de bus escolar sobre el volante

Calentando motores

El retorno a la nueva normalidad es ya una realidad. Muchos sectores se han ido adaptando y el turno del transporte escolar se acerca. Colegios e instituciones académicas se alistan para abrir sus puertas, experimentando con modelos híbridos y van a necesitar de una flota de transporte que vaya más allá de “transportar”, ahora es tiempo de adaptarse a un modelo de “biotransporte”. 

Por eso, hoy, es importante poner sobre la mesa la seguridad en el transporte escolar, ya que se debe estar preparado con antelación. Si el transporte de pasajeros en esta pandemia presenta retos, lo es aún más cuando se involucran niños y adolescentes.

niños con tapabocas en bus escolar covid-19

Consejos para mantener la seguridad en el transporte escolar

Unicef, en su Guía para viajes seguros y saludables a la escuela Seguro y saludable, durante la pandemia del COVID-19 y más allá, resalta ciertos puntos de seguridad en el transporte escolar. Aquí te contamos qué debes tener en cuenta.

Antes de comenzar la jornada

  • Los vehículos deben estar desinfectados antes de cada turno. Y por lo menos 2 veces al día.
  • Busca horarios alternos. Así, evitarás el tráfico y los recorridos se harán en un menor tiempo, reduciendo el contacto entre alumnos.
  • La planeación de la ruta es esencial. Es clave limitar la exposición utilizando rutas más cortas. 
  • Cada conductor debe extremar sus medidas de protección tanto durante el trabajo como en su vida diaria y alertar de cualquier síntoma. 
  • Ten un equipo completo de protección: guantes, tapabocas y gel de manos.
  • El estado del vehículo es fundamental. Un mal funcionamiento puede aumentar el tiempo de contacto de los estudiantes, lo cual es un riesgo de seguridad en el transporte escolar.

En las paradas de los buses

  • Evita el hacinamiento en las paradas de autobús, considera agregar más paradas si es necesario.
  • Los niños deben esperar y mantener la distancia de seguridad. 
  • El uso de mascarilla es obligatorio en todo momento.
  • Todos los niños deben entrar por la puerta delantera.
  • La higiene de manos se debe realizar al subir y al bajar del autobús con geles hidroalcohólicos.

Durante el recorrido

  • Considera poner una barrera física que aísle el área del conductor.
  • Cada alumno debe tener un asiento fijo en la ruta. Puedes usar una cinta para marcar en qué asientos se sentará cada alumno. 
  • Se debe alternar a los alumnos: ventana/pasillo, no permitas que dos alumnos se sienten juntos a no ser que sean hermanos.
  • Mantén las claraboyas y ventanas abiertas para que entre aire en todo momento. Evita el uso de aire acondicionado.
  • Prohíbe el consumo de alimentos y pon música para evitar que los alumnos hablen entre sí.

Furgonetas, minibuses, microbuses y buses son los vehículos que normalmente se utilizan en el transporte escolar. Adaptar estas normas de seguridad dependiendo de tu vehículo de trabajo es esencial para mantener la seguridad en el transporte escolar a niveles óptimos.

monitor aplicando gel en manos niña subiendo a bus escolar covid-19

Monitor, pieza clave en el transporte escolar durante la COVID-19

El monitor es el mejor amigo en el retorno a la actividad durante la pandemia. Ellos deben controlar que se cumplan todas las normas de higiene para garantizar la seguridad en el transporte escolar. Así como serán los encargados de imponer el orden entre los alumnos mientras los conductores se dedican a manejar. 

Por lo general, es un profesor designado por el colegio; sin embargo, si eres un transportista independiente, valida otras opciones: un padre de familia, un alumno de último año o habla en el colegio, de pronto, encontrarás un profesor que necesite de una ruta para llegar al colegio.

persona desinfectando bus escolar

¿Cómo desinfectar tu vehículo?

La desinfección de los buses es clave. Por eso, acá te damos unos consejos de la Pan American Health Association para la desinfección en tiempos de COVID-19.

 

  • Establece un cronograma de limpieza y desinfección. Ten en cuenta que ahora debes desinfectar tu vehículo más veces y más a detalle. Esto tomará tiempo.
  • Busca la solución limpiadora según tu tipo de vehículo. Hay superficies porosas como asientos de tela, superficies duras como apoyabrazos o manijas y superficies electrónicas como lo es el tablero. Cada una necesita de un producto especial que garantice la seguridad en el transporte escolar. Agua y jabón para las superficies duras, un producto especializado para las porosas y para las electrónicas toallas o aerosoles especiales que tengan al menos 70% de alcohol.
  • Barre y retira toda suciedad antes de aplicar el producto de limpieza ideal para cada superficie.
  • Identifica las superficies donde hay mayor contacto: manijas, ventanas, apoyabrazos, cinturones, reposacabezas. Estas son las áreas que debes limpiar con más detalle y una a una. 
  • Deja actuar durante 15 o 20 minutos, o según la indicación del producto.

madre con hijo llevándolo al colegio covid-19

Colegios, transportistas y padres

En estos momentos, la comunicación entre estos tres actores es fundamental. El retorno al colegio trae responsabilidades a cada uno, pero crear un frente unido será la clave del éxito de la seguridad en el transporte escolar.

Institución académica, padres y transportistas deben entender los retos, pero también tener claro que coordinados podrán hacer un regreso a clases más seguro para todos. Por eso, apoyarse con herramientas tecnológicas será clave. Un rastreador satelital GPS puede quitarles muchas preocupaciones a los padres, ayudar a los colegios a tener control de dónde están sus alumnos y ayudar al transportista a planificar una ruta segura para llevar a los alumnos nuevamente al colegio. 

La hora de sacar las llaves del cajón, prender motores y alistarse para volver está cerca. Volvamos a esta nueva realidad aplicando buenos protocolos de seguridad en el transporte escolar para llevar a niños y niñas a que se encuentren nuevamente con sus amigos y profesores. Ellos son la clave del futuro y tú como su transportista también juegas un papel clave en su seguridad.