5 retos de la logística empresarial

camiones en carretera logistica empresarial
Los retos de la logística empresarial comenzaron antes de la pandemia. Los generadores de carga ya recurrían a sus 3PL (Third Party Logistics) para buscar ayuda con problemas derivados de las disputas comerciales internacionales entre Washington y Pekín, la feroz competencia en el comercio electrónico, un cliente más exigente y, por supuesto, la eterna lucha de costos vs. resultados.

Sin embargo, la COVID-19 llegó en 2020 e hizo que la economía se desplomara y que las industrias lucharán con interrupciones en el abastecimiento y grandes cambios en la demanda. Todo esto sacó a la luz problemas ya existentes, así como trajo nuevos ingredientes al sector logístico.

Adaptarse es la clave: es la arenga que se escucha a raíz de la pandemia. Y sin duda sí es la clave. Acá te contamos los retos de la logística empresarial que los 3PL y los generadores de carga tienen que enfrentar en esta nueva realidad. Para eso, hemos analizado la decimoquinta encuesta anual 3PL Perspectives de Inbound Logistics, que recopilan respuestas tanto de los 3PL como de los generadores de carga. Analicemos algunos de los retos de la logística empresarial de cara al futuro.

1. Reducir costos de transporte

Reducir los costos de transporte es por mucho el mayor de los desafíos según el reporte de Inbound logistic. El 70% de los generadores de carga encuestados lo mencionó como una de las principales preocupaciones. 

En Latinoamérica, los retos de la logística empresarial no son menores en este punto. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) mencionaba el ya difícil camino que tiene la región en el ámbito logístico. El BID evidenció, por ejemplo, que los costos de logística de América Latina y el Caribe duplican los costos de las economías avanzadas de la OCDE. Esto se debe a la poca eficiencia de puertos, aeropuertos e infraestructura vial.

Esto trae dos cuestiones. Primera, que reducir estos costos de transporte tienen un componente que sobrepasa a los 3PL y a los generadores de carga, ya que son los gobiernos los que deben invertir en mejorar la infraestructura física e ir más allá para proveer un ambiente comercial sano en la región. 

Segunda, no todo está perdido para la logística empresarial. Sí hay acciones que los operadores logísticos pueden aplicar para reducir los costos de transporte que los beneficiará tanto a ellos como a sus proveedores de carga, Acá algunos puntos:

  • Rediseñar las cadenas de suministro. Proveedores, productores y distribuidores deben estar alineados estratégicamente con data confiable para mejorar los procesos.
  • Optimizar la carga del vehículo y tener completa visualización de su transporte.
  • Utilizar analítica avanzada para encontrar oportunidades de optimización y así reducir costos.
  • Tener equipos potenciados con telemática para rentabilizar las rutas. Menor tiempo en ruta mayor productividad.
  • Invertir en tecnología para hacer más seguro el transporte de mercancías. Robos y accidentes deben ser prevenidos.

En resumen: tecnología, tecnología y más tecnología. La optimización de los 3PL es necesaria si se quiere un sistema de transporte a la altura de sus generadores de carga, ya que la COVID-19 también trajo un cliente más exigente y que tiene los números siempre sobre la mesa.

ecommerce ultima milla

2. E-commerce: los retos de la última milla

Este es uno de los retos de la logística empresarial que no es una sorpresa. La pandemia aumentó el número de pedidos en línea en los e-commerce. Y un crecimiento acelerado implica resolver escenarios no planificados. Por ejemplo, los generadores de carga vieron cómo los pedidos aumentaban mientras que el crecimiento de flotas, rutas, capacidad de almacenamiento, etc., no estaba, en muchos casos, preparado para atender esa demanda.

En una era de creciente demanda, gracias al comercio electrónico y a un nuevo cliente final ya familiarizado con la compra en línea, los 3PL se enfrentan a entregas rápidas y de paquetes pequeños. Según la encuesta de Inbound Logistic, el 74% de los generadores de carga usa un 3PL para que se encargue de la entrega rápida de paquetes pequeños. Tener un 3PL que supere los retos de última milla en ciudades de alto tráfico es fundamental.

Y es que el aprendizaje pos-COVID-19 para la logística empresarial  es poner al cliente en el centro de todo. Creando una experiencia de compra con mayor valor, que va desde el canal digital hasta la integración con el proveedor logístico que entrega el producto. Entre los retos de la logística empresarial, los desafíos de última milla son ya una realidad; por eso, acá unos puntos claves:

Las 4V de la última milla

  1. Velocidad de entrega

Para la logística empresarial más rápido siempre va a ser mejor. El 25% de los reclamos en e-commerce se producen por los plazos de entrega. Falta poco para que la entrega en el mismo día sea la regla. Esto significa un 3PL con herramientas telemáticas que pueda optimizar rutas y prevenir inconvenientes. 

  1. Volumen

Hoy, tenemos un nuevo consumidor que compra menos artículos, pero con más frecuencia. La planificación de rutas es clave si se quiere una operación eficiente que genere clientes felices.

  1. Visibilidad del producto

Los retos de la logística empresarial traen a un consumidor que exige conocer la disponibilidad del producto. Por eso, que todos los actores estén conectados es necesario. Se debe tener la capacidad de monitorear los pedidos desde la fuente de producción hasta su destino final. Así, se podrán reducir problemas en el inventario y ayudar a impulsar las ventas.

  1. Valor más allá del costo

Los nuevos consumidores valoran más la atención que el costo. Y tener informado al cliente final de dónde está su producto y cumplirle con la fecha de entrega es algo que lo hará volver a comprar. Esto no quiere decir que no miren costos, pero ahora aprecian valores adicionales como el envío gratuito. Además, un factor en la decisión de compra es la promesa de devolución sin costo, lo que requiere de tener una logística inversa planeada y saludable.

flota de camiones parqueados

3. Inversión tecnológica en la logística empresarial 

La tecnología es y seguirá siendo uno de los puntos clave en la logística empresarial. 60% de los encuestados por Inbound Logistic citan la tecnología como uno de los retos de la logística empresarial. Y es que los generadores de carga delegan en los 3PL la responsabilidad de estar actualizados tecnológicamente. Un proveedor espera que su aliado se mantenga a la vanguardia, que le ofrezca servicios basados en data. 

La inversión en tecnología es clave para el éxito de los 3PL. Más aún en el auge del e-commerce donde factores como la logística inversa, el seguimiento de paquetes o la fecha exacta de entrega son retos heredados de la COVID-19. Pero no solo el B2C necesita de la tecnología. El B2B debe apoyarse en el IoT, para encontrar grandes beneficios para la logística empresarial como:

Gestión de flotas

En resumen: el éxito en la logística empresarial consiste en la entrega de la mercancía a tiempo. No obstante, el IoT aporta una nueva dimensión: ya no solo se trata de conocer dónde está la mercancía, sino poder tomar decisiones en tiempo real. Medir y optimizar es la clave para reducir costos e ir más allá en el servicio.

Sensores integrados en los vehículos 

Existen diferentes módulos que satisfacen necesidades concretas. Cámaras abordo que reducen la probabilidad de accidentes por error humano, alertas de mantenimiento, control de combustible, etc. Las posibilidades crecen día a día y los 3PL deben explorarlas, ya que se beneficiaran en costos y le darán un valor agregado a su negocio que los generadores de carga apreciarán.

manos estrechandose clientes

4. Clientes en el centro de la operación logística

La relación entre los 3PL y sus generadores de carga necesita tener como base el concepto de: “asociación significativa”. Esto significa que más allá de un proveedor de servicios logísticos, se necesita de un socio que se integre en todos los procesos internos, que entienda y se adapte a las necesidades de su generador de mercancía y que le dé un “valor agregado” a su negocio.  

¿Cuál es el valor agregado que un 3PL puede aportar?

“Valor agregado” puede quedarse en el limbo de un eslogan de una campaña publicitaria; sin embargo, en qué se traduce esto para un 3PL. Acá unas ideas: 

  • Comprender el negocio del generador de carga.
  • Entender las necesidades de ese cliente. 
  • Brindar un servicio de calidad. 

Tener un servicio optimizado, innovador y flexible es clave para la logística empresarial; y, además, que funcione de forma rápida, eficiente y con transparencia (que el cliente tenga visibilidad 24/7) ese es el “valor agregado”. Ahí es donde radica la calidad y lo que los generadores de carga buscan de sus 3PL.

Cumplir la promesa de servicio es un diferencial para liderar el mercado. Reimaginar la relación entre los dos actores es uno de los retos de la logística empresarial que es fundamental trabajar diariamente.

¿Cuánto cuesta perder un cliente? ¿Cuánto cuesta traer un cliente nuevo? Invertir en las relaciones comerciales es necesario, y no hablamos solo en el trato. Invertir en tecnología, mostrar que se está y se quiere estar a la vanguardia cimienta las bases de una relación duradera. Además, recuerda que los datos le dan transparencia a la operación y esto es fundamental para retener clientes.

camion sostenibilidad

5. Transporte sostenible y eficiente

Aunque la COVID-19 sobrepuso unas prioridades a otras, la sostenibilidad, aún tiene un importante punto en la agenda de todas las grandes empresas. Coca-Cola, Lego, Walmart, Microsoft… cualquier multinacional en la que pienses tiene un plan de sostenibilidad, y un capítulo está destinado al transporte logístico.

Por ejemplo, Coca-Cola, desde casa matriz, tiene una meta de sostenibilidad que, si bien abarca diversos frentes del core de su negocio, tiene como un actor fundamental la logística en diversos niveles. La logística empresarial se traza metas para cumplir con su cuota en la consecución de tener una operación sostenible. Por ejemplo, en el transporte de mercancías hay un plan para reducir el impacto ambiental, medidas para mejorar el bienestar de conductores y prevenir accidentes viales. 

Sigamos con nuestro ejemplo, Coca-Cola, en México, recientemente adquirió 45 tractocamiones T1 marca Kenworth, con tecnología que evita la emisión de las partículas de materia hasta en un 33% y de gases como el óxido nítrico (NO) y el dióxido de nitrógeno (NO2) hasta en un 83%. Así mismo, esa misma multinacional en México viene trabajando desde el año 2000 para la reducción de siniestros vehiculares, labor por la cual ganaron un reconocimiento por parte de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP). 

¿Coincidencia? No, lo que esto nos muestra es cómo desde las altas gerencias de las regiones están cumpliendo con ese objetivo de sostenibilidad trazado por casa matriz. La logística empresarial tiene que dar resultados y mostrar avances en sostenibilidad.  

Por eso, entre los retos de la logística empresarial, la sostenibilidad nunca desaparecerá. Una cita de Uwe Brinks, director ejecutivo de DHL Freight, lo ejemplifica mejor: “Nuestro objetivo de sostenibilidad no es solo una visión, sino una declaración clara. En el futuro, daremos preferencia a las soluciones de transporte que contribuyan a lograr nuestros objetivos ambientales”, Supply Chain.

Ya sea un gerente de una 3PL o un alto directivo en una empresa generadora de carga, la sostenibilidad debe estar en la agenda. Ahora una pregunta: ¿la tecnología que tienes te ayuda a cumplir con esos objetivos gerenciales? Piensa si necesitas buscar un nuevo proveedor que se apoye en IoT (Internet of Things) para bajar los niveles de siniestralidad vehicular o que cuente con GPS potenciados con telemática para optimizar sus rutas y colaborar en disminuir su impacto ambiental. Y gerente 3PL, si sueñas trabajar con una gran multinacional, ya tienes un plan de sostenibilidad que le de valor a ese futuro socio, tienes herramientas que te permitan medir y hacer correctivos en tu equipo de conductores.

Los retos de la logística empresarial no paran y los desafíos están siempre a la orden, pero con planeación y tecnología las cadenas de suministros no se verán interrumpidas nuevamente. Ya hemos aprendido de los errores y sabemos los retos que se avecinan. Es hora de prepararse e invertir en tecnología que marque la diferencia.